Irán permite que sus pobres vendan un riñón para subsistir


La venta es legal, pero la desesperación llevó a la creación de un mercado negro. Los órganos se ofrecen por US$ 4.000 en pequeños avisos callejeros (foto), con el tipo de sangre y un número de teléfono

Crédito foto: Torab Sinapour/The Guardian
Irán es el único país en el que el mercado de este órgano es legal. Como resultado, las personas con problemas económicos ven esta práctica como una buena manera de hacer unos dólares extra para alimentar a su familia o llegar a fin de mes.

El método para vender un riñón es sencillo, según revela un artículo del diario británicoThe Guardian. Se escribe un anuncio con el tipo de sangre y el número de teléfono al que contactarse. No hace falta publicarlo en el periódico, para encontrar a un comprador basta con adherirlo en distintos espacios de la vía pública, preferiblemente cercanos a los hospitales.

“Riñón a la venta” o “Atención, atención, vendo mi riñón” son algunas de las inscripciones que suelen tener dichos avisos. Otros datos que se incluyen son la edad, el sexo y la urgencia con que se quiere comerciar el órgano. Según la Asociación Caritativa de Apoyo a los Pacientes Renales (CASKP), la cantidad de anuncios convirtió las calles de la ciudad iraní en una especie de eBay de riñones.

El trasplante renal se hace en la mayoría de los centros médicos de Teherán. A cambio, la persona recibe entre 4 y 7 mil dólares. Una parte es aportada por el paciente beneficiado y otra por el Estado a modo de agradecimiento.

“En 2010, se hicieron un total de 2.285 trasplantes de riñón, 1.690 con órganos de voluntarios y el resto de personas con muerte cerebral”, explica el director de la CASKP, Mostafa Ghassemi, que añade que la mayoría de los vendedores tiene entre 20 y 30 años.

Sin embargo, las historias detrás de esas inéditas transacciones son trágicas. Madres que necesitan operar de urgencia a sus hijos enfermos y no consiguen el dinero o familias que buscan saldar sus deudas antes de perderlo todo.

La desesperación llevó a la formación de un mercado paralelo, por fuera de la burocracia estatal. “Gran parte de quienes venden riñones en Irán son increíblemente pobres“, advierte Ghassemi. Según datos de 2009, de los 74 millones de habitantes, el 18 por ciento vive bajo la línea de pobreza.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Economia, Gente, Increible, Insolito, Salud, Sociedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s