Comer como hace 20 mil años, ¿la solución a los problemas alimenticios?


Una corriente que propone recuperar la dieta del Paleolítico toma cada vez más fuerza. Culpan a los cereales y a los productos manufacturados de colapsar el cuerpo humano

Para este grupo, los alimentos modernos y elaborados son los culpables de la actual crisis de salud. Son la causa de la epidemia de sobrepeso que se registra en el mundo y provocan que la tasa de diabetes siga aumentado. Esas condiciones, junto con las tasas estables de enfermedades cardiovasculares, cáncer y problemas inflamatorios, llevaron a algunos a predecir que los jóvenes actuales serán la primera generación que tendrá vidas más cortas que sus padres.

Para enfrentar la situación, un número creciente de personas propone quitar de la dieta aquellos alimentos que la humanidad incorporó tras la revolución agrícola y la posteriorindustrialización. La respuesta a muchos de nuestros problemas de salud, sugieren, se puede hallar mirando la historia evolutiva y analizando lo que nuestros cuerpos estaban destinados a comer, publicó el portal estadounidense IO9.com.

En los últimos 120 mil años, el genoma humano se mantuvo relativamente sin cambios. Hoy es similar al de los cazadores-recolectores del Paleolítico, quienes ​​comían carneprincipalmente y algunas verduras, frutas, frutos secos y semillas.

Pero en los últimos 10 mil años, los seres humanos experimentaron una mayor dependencia a los granos, las legumbres y los productos lácteos como consecuencia de la expansión de la agricultura y del desarrollo tecnológico y sociológico. El problema es que nuestros cuerpos no tienen idea de qué hacer con esos alimentos y, en algunos casos, hasta son tóxicos.

En este período, las personas perdieron estatura y masa muscular y ganaron peso y propensión a la enfermedad. Esta comprensión llevó a algunos pensadores como Jared Diamond a proclamar que la agricultura fue el peor error de nuestra especie.

La forma de poner fin a todos esos males es la llamada dieta del Paleolítico o “Paleo”. Los defensores de este enfoque proponen ingerir alimentos no procesados ​​comocarne magra, mariscos, raíces, tubérculos, frutas y verduras. En contraste, piden abstenerse de granos, legumbres y lácteos, ya que nuestros cuerpos nunca tuvieron la oportunidad de adaptarse a ellos.

El movimiento Paleo sostiene que los alimentos del Neolítico causan un sinnúmero de problemas de salud. Tomar cereales integrales, por ejemplo, es un hábito común en la mayoría de las sociedades. Pero su ingesta introduce en el sistema una proteína llamadagluten, que también se encuentra en muchos cereales básicos.

Resulta que las personas que padecen la enfermedad celíaca, que es un trastorno autoinmune, no son las únicas sensibles al gluten. Por el contrario, se demostró que todos los humanos reaccionan mal a él.

Según Robb Wolf, autor de La Solución Paleo: La dieta humana original, es por esta razón que todo el mundo debería evitarlo. Otros alimentos que causan reacciones similares son las lectinas y los fitatos, inhibidores de la proteasa y de la absorción de minerales.

Comer como hace 20 mil años, ¿la solución a los problemas alimenticios?

Todos estos elementos inflaman el tracto digestivo y, como consecuencia, el resto del cuerpo. La inflamación es un contribuyente a una serie de problemas de salud, incluidas las deficiencias en el sistema inmunológico y la incapacidad del cuerpo para recuperarse.

Wolff también advierte que las legumbres, los lácteos, el azúcar y los aceites vegetales procesados tienen las mismas propiedades irritantes del intestino. Pide, además, evitar todos los alimentos procesados, que suelen estar cargados de productos químicosañadidos y conservantes.

Los devotos Paleo alaban, por el contrario, los beneficios de la grasa. No sólo por el buen gusto que añade a los platos, sino porque tiene la capacidad de evitar la depresión.

Pero el alimento fundamental en la dieta del hombre de las cavernas es la carne, muy apreciada por sus proteínas, grasas y nutrientes esenciales. Pero no cualquier carne es buena: lo mejor es comer cortes de animales alimentados con pasto orgánico en lugar de los que ingirieron granos o fueron criados en granjas industriales.

Los críticos de este grupo se quejan de que el enfoque centrado en la carne está completamente fuera de línea con otras tendencias, a saber, las vegetarianas. Los vegetarianos ven con frecuencia a los defensores de Paleo como grupos egoístas que buscan llevar a la sociedad hacia atrás en lugar de hacia el futuro.

Ambos estarán en desacuerdo siempre sobre la ética de la alimentación. Para unos, no existe el derecho de matar y comer otro animal, mientras que para los otros la salud tiene prioridad y es normal y natural que los seres humanos ingieran carne.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Comer, Historia, Salud, Sociedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s