Masacre de Denver: los que murieron por amor


Jon Blunk, Matt McQuinn y Alex Teves dejaron su vida para proteger a sus parejas de los disparos de James Holmes en la sala de cine de Aurora. Los héroes de la tragedia

Jon Blunk había servido en la Marina y tenía la intención de volver a alistarse. El viernes, el joven de 26 años llevó a su novia, Jansen Young, a ver de Dark Knight. Young dice que él le salvo la vida. “Me tiró al suelo y la bala le dio a él“, relató a Today. MientrasHolmes iba y venía disparando por los pasillos de la sala, Young contó que Jon intentaba sacarla de la línea de fuego. “Jon, Jon, nos tenemos que ir… Es hora de que salgamos de aquí“, le repitó su novia sin saber que ya había muerto.

En otra parte de la sala, Matt McQuinn, de 27 años, también estaba cuidando a su pareja, Samantha Yowler, de 26 años. “Cuando el hombre armado empezó a disparar, Matt y [su hermano] Nick tiraron a Samantha al piso para protegerla“, dijo Rob Scott, abogado que representa a la familia de la pareja. McQuinn recibió tres disparos mortales, mientras Nick, su hermano, resultó ileso. En tanto, Samantha se está recuperando de una herida de bala en su pierna.

En esos minutos de terror, Alex Teves, de 24 años, salvó a Amanda Lindgren en el momento en que Holmes desató una balacera. “Él intentó tirarse al piso, pero no lo logró“, dijo su tía, Barbara Slivinske, al NY Daily News. Después de la masacre, un conocido del joven comentó acerca de Teves en Twitter“Fue uno de los mejores hombres que he conocido. El mundo no es un lugar tan bueno sin él“, escribió.

Holmes se presentó el lunes ante el juez William Sylvester, que le dijo que estaba detenido bajo la sospecha de asesinato en primer grado. Dentro de siete días, a las 09:30, el acusado escuchará los cargos. Pero lo más duro será cuando deba enfrentar a la fiscal de la causa, Carol Chambers, quien reconoció que el equipo que ella encabeza analiza pedir la pena de muerte.

Durante su comparecencia ante el tribunal de Colorado, Holmes miraba nerviosamente y sacudía la cabeza sin ningun sentido. Este comportamiento despertó sospechas. ¿Se hace el loco? Su defensa podría alegar demencia.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Gente, Policiales, Relaciones, Sociedad, Sucesos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s