El primer niño que recibió un implante pionero de tráquea


En 2010 Ciaran Finn-Lynch, de 11 años, se convirtió en el primer niño sometido a una cirugía pionera para reconstruir su tráquea utilizando sus propias células madre.

Ciaran Finn-LynchCiaran fue sometido a la operación pionera en 2010 y ahora está ya teniendo una vida normal.

Ahora, dos años después, Ciaran ya logró regresar a la escuela y puede vivir normalmente como cualquier adolescente de 13 años.

Un estudio, publicado en la revista The Lancet, actualiza los detalles del caso de Ciaran y el progreso que ha logrado desde la operación llevada a cabo en el Hospital Great Ormond Street de Londres.

Tal como señalan los investigadores, al utilizar las propias células del niño el órgano no fue rechazado ni atacado por su sistema inmune.

Y el adolescente ha logrado progresar satisfactoriamente, dicen los cirujanos.

Resultado “ideal”

Ciaran nació con un trastorno, llamado estenosis traqueal del largo segmento, que causa estrechamiento de la tráquea y dificultades para respirar.

El día que el niño nació sus pulmones de colapsaron. Y al cumplir seis años tuvo que ser sometido a una cirugía mayor para reconstruir sus vías áereas.

“Hasta ahora hemos logrado todo esto, pero estamos en una etapa de la medicina en que, igual que ocurrió con los primeros intentos de trasplantes de órganos en los 1950, sigue habiendo muchos desafíos”

Dr. Martin Elliot

Para mantener abiertos estos conductos los cirujanos implantaron tubos de metal pero en 2009 uno de estos dispositivos provocó una hemorragia grave al dañar una de las principales arterias del corazón.

Fue entonces cuando los cirujanos decidieron tratar la operación pionera.

Y en lugar de crear una nueva tráquea en el laboratorio y posteriormente implantársela, como se había hecho anteriormente en adultos, los cirujanos decidieron probar otra técnica.

Los científicos tomaron una tráquea donada y le extrajeron todas las células del donante.

La estructura resultante, una red tridimensional de fibras de colágeno, fue implantada en el niño para reemplazar su propia tráquea.

Al mismo tiempo tomaron células madre de la médula ósea del niño y éstas fueron aplicadas en en la tráquea recién trasplantada.

El cirujano a cargo de la operación, el profesor Martin Brischall, declaró entonces que el procedimiento “podría reemplazar a los trasplantes”.

Desde la operación, dicen los cirujanos, no se han visto indicios de rechazo del órgano y el su último seguimiento “el niño estaba vivo, creciendo, con funciones pulmonares normales y ya había regresado a la escuela”.

El doctor Martin Eliott, director del servicio nacional para enfermedad traqueal severa del Hospital Great Ormond Street, afirma que “el resultado ideal de los trasplantes de tráquea en niños es lograr vías aéreas y función pulmonar normales, buen crecimiento general, una calidad de vida decente y no más intervenciones quirúrgicas”.

“Hasta ahora hemos logrado todo esto, pero estamos en una etapa de la medicina en que, igual que ocurrió con los primeros intentos de trasplantes de órganos en los 1950, sigue habiendo muchos desafíos”, agrega el científico.

Los investigadores informaron que otro niño fue también sometido al trasplante traqueal en el mismo hospital.

Y aunque la preparación del órgano y la cirugía fueron completados con éxito, el niño desafortunadamente murió posteriormente.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia, Gente, Medicina, Salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s